domingo, 22 de marzo de 2009

La M con la A, MA

En una de estas tardes tontas en que no tenía nada que hacer, me fui de tiendas. El colmo de la originalidad, vamos. Mi primera parada fue Zara (a original no me gana nadie) donde, después de elegir varias prendas me dirijo al probador, el pantalón me quedaba un poco grande, así que voy a la chica (literalmente, no debía tener más de 19 años) que estaba en la puerta y le digo:

- Mira perdona, ¿tendrías este pantalón en una talla menos? 

Me quedo mirándola esperando una contestación, y la tía sólo me mira, muy fijamente eso sí, y no abre la boca. La verdad es que me rompió tanto, que ni le repetí la pregunta; ya habían pasado unos minutos y la situación era almodovariana, dos tías mirándose y sin hablar sólo faltaba que las pelusas de los probadores salieran rodando para que aquello pareciera un duelo del Oeste. Total, que acabo cediendo y le repito la pregunta, aunque sin dejar de pensar que la tía me estaba tomando de coña. Atentos a la contestación que me dio

- Ah, es que no te había entendido 
- Bueno, te decía si tienes este pantalón en una talla menos.

Y va la buena mujer, se da la vuelta y se pone a hablar con otra que pasaba por allí. Os juro que en ese momento busqué la cámara oculta porque no me lo podía creer. La primero que pensé es que era una borde y muy digna salgo del probador con las prendas en la mano, allí estaba hablando con una señora que le estaba pidiendo una talla más de una camisa (que ingenua) y mi amiga diciéndole:

- Entonces quiere la 38
- No, tengo la 40 y querría una más
-Por eso, la 38
- Esa es una menos, quiero una más
- ¿La 40 entonces?

Se me salían los ojos de las órbitas, volví a buscar la cámara oculta mientras pensaba en que sentido del humor tenían los de Zara para dejar hacer esas coñas en las tiendas.

Mi siguiente parada fue Massimo Dutti, veo un vestido chulo y le pregunto a la dependienta

-Perdona, ¿Tienes una talla menos?
- Uy, ese vestido en esa talla está super agotado (leerlo con tono gangoso)

¿Por qué Amancio sólo contrata borderlines? ¿Por qué todas me tocan a mí? ¿Por qué en Massimo Dutti las dependientas te miran de arriba a abajo? ¿Por qué en Uterqüe todos te sonríen como si se aguantaran un pedo? 

En fin, un montón de preguntas sin respuesta, creo que mañana voy a volver de compras.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Siete años en el Tibet

Estos días tengo un poco abandonado mi blog y los vuestros, pero el papeleo de la boda me tiene absorbida. El viernes tendré que hacer recorrido por Galicia, primero a Ferrol a por el certificado de nacimiento, después a Coruña a por el de J. y más tarde a al juzgado de Sada a por el papel que me permita casarme en el Ayuntamiento. Después de protagonizar "Un país en la mochila", tendré que irme  Madrid a buscar piso para el Master, y después me iré a un balneario a descansar, porque me están empezando a da taquicardias. En fin, cuando me relaje un poco, y tenga algo más en la cabeza que papeles y pisos, prometo actualizar.

Gracias a tod@s por estar ahí!!!!!!!!!!!!